¿Qué es una API en programación?


jueves, 14 de julio de 2022

¿Alguna vez has escuchado el término API? En este artículo te compartimos más información para que logres comprender de qué trata este elemento tan indispensable de la programación y el desarrollo de software.



En el sector de la programación y el desarrollo de software encontraremos una gran cantidad de protocolos y actividades que giran en torno a la diversidad de procesos sistemáticos que permiten el logro de objetivos tanto particulares y específicos de clientes, como los objetivos generales propios del sector.

En este artículo queremos explicarte uno de estos protocolos: las API.

¿Qué es una API?

Primero vamos a explicarte qué significa el término API.

Se trata de una abreviatura de Application Programming Interfaces, en español Interfaz de Programación de Aplicaciones.

El periodista especializado en tecnología, Yúbal Fernández define a una API de la siguiente manera:

“Se trata de un conjunto de definiciones y protocolos que se utiliza para desarrollar e integrar el software de las aplicaciones, permitiendo la comunicación entre dos aplicaciones de software a través de un conjunto de reglas”.

Podemos entonces concluir que, una API se trata entonces de una descripción que formaliza la forma en la que el módulo de un software se comunica o interactúa con otro para poder cumplir una o varias funciones.

Algunos ejemplos de API son Google Calendar, YouTube y PayPal.

Una API se ve más o menos así:



 

¿Cuáles son los tipos de API?

Las API están clasificadas en función de dos variables: su arquitectura y su ámbito de uso.

Tipos de API en función de su arquitectura

Primero hablemos de la arquitectura de una API, la cual suele ser explicada en términos de cliente y servidor, donde la aplicación que envía la solicitud se identifica como el cliente, y la que responde es el servidor.

Las API funcionan en base al momento y el motivo de su creación dando así cuatro tipos:

  • API de REST: las API REST son las más populares en la actualidad y también son las más flexibles donde el cliente envía solicitudes al servidor como datos y el servidor se apoya de la entrada del cliente para arrancar con funciones internas y poder regresar los datos de salida al cliente.
  • API de SOAP: estas API utilizan un protocolo simple de acceso a objetos, donde el cliente y el servidor intercambian mensajes a través de XML. Se trata de un tipo de API poco flexible y debido a esto ya no es tan popular actualmente.
  • API de RPC: este tipo de API hace referencia a procedimientos remotos, donde el cliente completa un procedimiento en el servidor y este regresa un resultado al cliente.
  • API de WebSocket: estas API permiten la generación de una comunicación bidireccional entre las aplicaciones cliente y el servidor y tienen la capacidad de enviar mensajes de devolución de llamada a los clientes conectados.

Tipos de API en función de su ámbito de uso

Bien, ahora continuemos con la siguiente agrupación de API, las cuales funcionan en base a su ámbito de uso, dando como resultado los siguientes tipos:

  • API públicas: son abiertas al público, esto quiere decir que pueden ser utilizadas por cualquier persona sin que sea obligatorio una autorización o un costo.
  • API privadas: se refieren a los protocolos internos en las empresas y solo son utilizadas con el objetivo de conectar sistemas y datos internos. Esto brinda mayor control a las empresas sobre sus API.
  • ️​ API de socios: son las que se comparten con partners empresariales específicos. Generalmente, los desarrolladores externos son los únicos que tienen acceso a ellas con el propósito de ayudar a las asociaciones que existen entre las empresas.
  • API compuestas: son una combinación de API diferentes que buscan plantear una serie de requisitos del sistema.


¿Cuáles son los beneficios de las API?

Las API simplifican el desarrollo de aplicaciones, pues permiten que los productos y servicios puedan comunicarse con otros, sin necesidad de saber cómo están implementados, lo que a su vez permite el ahorro de tiempo a los programadores y ahorro de dinero a las empresas y clientes.

Entre otras ventajas está la flexibilidad que representan, simplifican el diseño, la administración y la ejecución de aplicaciones y también ofrecen oportunidades de innovación en el diseño de herramientas y productos nuevos.​

Como ventaja adicional está el hecho de que en ocasiones las API son consideradas como contratos donde las partes llegan a un acuerdo donde se especifican puntos como la estructura de una aplicación, el funcionamiento y respuesta de un software. La ventaja de esto es la formalidad que dicho contrato representa para los programadores antes de comenzar a trabajar.

¿Cómo se puede crear una API?

Para lograr crear una API se requieren ciertos conocimientos y habilidades específicas en temas de programación y sistemas computacionales. Para la creación de una API de alta calidad y funcional, es necesario seguir los siguientes cinco pasos:

  1. Planificación: establecer las especificaciones de la API, generar el esquema de diseño, considerar los casos de uso e identificar los diferentes estándares de desarrollo.
  2. Creación de la API: trabajar en la creación de prototipos a través de códigos reutilizables hasta que un prototipo sea aprobado para después dar inicio al proceso de personalización de especificaciones internas de la API.
  3. Prueba y evaluación: el objetivo es detectar deficiencias para solucionarlas y así evitar errores y defectos futuros y validar las diferentes respuestas del servidor.
  4. Documentar la API: se trata de la parte administrativa del proceso. La documentación de las API sirve como guía para su uso eficiente.
  5. Comercializar la API: para lograr comercializar una API es necesario publicarla. Para esto es conveniente estar informado sobre los diferentes mercados donde los desarrolladores compran y venden API.

Para llevar a cabo este proceso es indispensable contar con una formación en temas de programación, desarrollo de software y sistemas computacionales. Si es de tu interés adquirir las habilidades y los conocimientos necesarios para lograrlo puedes iniciar estudiando en línea con Tiffin University bajo su programa de  Ingeniería en Sistemas Computacionales con concentración en Desarrollo de Software.

Sabemos que el tema de las API es extenso y abarca una buena cantidad de elementos muy puntuales del mundo de la tecnología, es por ello, que también queremos compartirte el siguiente video de Daniel Primo, programador y formador en tecnologías web y creador de Reactivísima Newsletter, quien explica de forma sencilla y divertida en su newsletter y en su canal de YouTube temas de tecnología y programación.




¡Estudia en una universidad americana sin necesidad de VISA ni TOEFL! Con la Ingeniería en Sistemas Computacionales con concentración en Desarrollo de Software aprenderás sobre temas como ciberseguridad, gestión de proyectos, desarrollo de páginas web e internet, conceptos avanzados de programación, sistemas de información para la gerencia y programación para el desarrollo de aplicaciones.





Obtén Información al Instante

Al solicitar informes autorizo a universidadesonline.cl, a sus dependientes, subcontratados o asociados a contactarme para asesorarme en relación a propuestas educativas relacionadas con cualquiera de las alternativas existentes en el territorio chileno.